Seleccionar página

Si hay un cuadro que marca la nueva era es este de Vincent. Piensa en los impresionistas, que creían ser la nueva expresión del arte pero que seguían siendo burgueses integrantes de la sociedad francesa.Y este holandés aparece con los colores quebrados y las formas distorsionadas. Este cuadro era el mas feo que se había visto en toda la historia de la pintura. Aún el impresionismo jugaba con el concepto de belleza y sensualidad, pero este místico que había traducido la biblia a varios idiomas pinta las figuras como patatas, todos productos de la tierra. Parece ademas el interior de una nave espacial.

Con este cuadro cambia el concepto de la pintura, nada de belleza, estética, juegos de academia o ideas retóricas. La propia vida expresada en toda su verdad.Y aunque luego absorbió el impresionismo con su idea de la luz y los colores complementarios, nada superó esta fealdad impactante. Expresamos desde entonces algo interno, orgánico, nuestros humores y la propia esencia de la naturaleza. Se crea ademas lo que la industria a hecho con nosotros y la naturaleza.

Entonces fatalmente queda el pintor en tierra de nadie. No participa del arte que embellece la existencia ni del lenguaje hipócrita de la sociedad. Muestra la vida en toda su crudeza. La patata caliente que es la tierra en toda su vorágine. Y ahí esta su grandeza, en no edulcorar nada ni mostrar una falsa trascendencia.

La fealdad en toda su verdad frente a la falsa belleza. Después en el cubismo ya no esta el pintor al otro lado de la zanja con los campesinos, sino que muestra la industria desde dentro. El expresionismo americano es ya el cuerpo del pintor en toda su expresión, no como ejercicio manual, sino todo su ser trasmutado en pintura. Y se siente esa inmensa tension (en las figuras de “Kooning”, en las lineas de “Pollock”, las aperturas de “Kline” o las franjas de “Rothko”.

Cuando “Rauschenberg” borra el dibujo de “Kooning”, el cuadro es entonces un adefesio de acumulación (lo mismo el pop, que la transvanguardia en su acumulación de materia añadida; paja, platos, pegotes de todo tipo donde la tension del plano se ha perdido y no aporta nada a la historia de la pintura. Solo el minimalismo lleva esa tensión al borde del plano pictórico. En alguien como “Serra” ese filo de cuchillo gira y nos lleva a un lugar nuevo. Es la obra del Guggemhein de Bilbao lo mejor del arte del ultimo medio siglo, donde el espectador queda atrapado en una obra completamente espacial, ya no hay distancia con la obra artística. El espectador esta dentro, en el mismo plano de la plasticidad de la pintura o la escultura, como un astronauta en un planeta lejano. Pintura densa, activa, con relieve, sin elevación, en la misma linea de tierra del espectador.

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies